Simulan Gobernador Miguel Márquez y Lidia Arvizu de Caja Progresa trámite Fipago para evitar pagar a defraudados

  • Implicados además, funcionarios del Fideicomiso Pago, del Gobierno panista de Guanajuato y despacho auditor.
  • Sería el segundo fraude cometido en contra de ahorradores de la mayor sociedad cooperativa de ahorro en Dolores Hidalgo.

 

Por Mario Herrera

No obstante la eterna lucha de miles de defraudados por la que fuera la mayor caja de ahorros en Dolores Hidalgo, caja Progresa, por recuperar sus ahorros, ahora se ha presentado un segundo fraude perfectamente orquestado y preparado por el propio Gobernador del Estado Miguel Márquez Márquez, su actual Secretario de Gobierno y la administradora de la Sociedad Cooperativa de Ahorro y Préstamo, Lidia Arvizu, en agravio de por lo menos 4,500 socios.

Más de 4,500 familias que pusieron sus ahorros e inversión en manos de “CAJA PROGRESA S.C. DE R.L. DE C.V”, en Dolores Hidalgo, detectaron que el despacho de contadores encargado de realizar las tareas de auditoria, jamás tomó en consideración los documentos fehacientes en poder de los afectados.

La auditoria pagada por el Estatal, se llevó al cabo en privado entre el Secretario de Gobierno de Guanajuato Antonio Salvador García López, en representación y actuando a nombre del Gobernador Márquez Máquez, funcionarios del Fideicomiso Pago dependiente de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público y la propia ladrona de ahorros Lidia Arvizu García.

Una vez terminada la auditoria, el Gobierno del Estado anunciaba con bombo y platillo su voluntad para firmar la carta compromiso de pago que habría de resarcir del daño, pues como no si se había ahorrado más de 570 millones de pesos, ya que se sabe que solo cubriría mágicamente 30 millones de pesos, cantidad que no representa ni siquiera el 1% del dinero perdido por las víctimas.

Resulta que los defraudados llevaron al cabo sus propias investigaciones y descubrieron una perfecta manipulación de documentos, cifras y movimientos internos en el sistema contable y financiero de la caja, tendiente a evitar que Lidia Arvizu pagara la totalidad de lo que ella misma había propiciado en malos manejos.

La también procesada por delincuencia organizada en 2010 terminó desviar los fondos los fondos que de buena fe le confiaron los socios ahorradores, quienes de manera masiva desde finales de 2008 ya comenzaban a exigir la devolución de sus ahorros.

Ante la imposibilidad de poderlo hacer, porque la Caja ya no tenía dinero para pagar a ningún socio, Lidia Arvizu fue reteniendo las cantidades de dinero en perjuicio de sus miles de socios ahorradores causándoles gravísimos problemas patrimoniales, de salud e incluso de paz social en Dolores la cuna de la Independencia.

Según la Ley que crea el Fideicomiso que administrará el Fondo para el Fortalecimiento de Sociedades y Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Apoyo a sus Ahorradores uno de los requisitos para que proceda el pago a defraudados de una Caja de Ahorros es que la Sociedad haya cerrado sus puestas y se lleve al cabo una Asamblea de Disolución por parte de los socios para proceder así a la Liquidación de dicha caja.

En esa Asamblea disolutiva los socios deben hacer del conocimiento que la administración de la sociedad presenta problemas financieros y se debe dar parte a las autoridades penales correspondiente en contra de los responsables, así lo hicieron pero el Gobernador Márquez dio la instrucción para que esa acta de disolución no se tomara en cuenta sino una la preparada y corregida por Lidia Arvizu.

En Caja Progresa la principal responsable se llama Lidia Arvizu que de manera inteligente supo hacerse la victima y ella misma proponer al despacho contable y amarrar un nuevo negocio ahora con el Gobierno del Estado, consistente en maquillar los estados financieros y contables de cuenta de la caja en cuanto a captación de dinero se refería y todo el capital depositado por los ahorradores lo traslado a deuda del socio, haciendo creer que el único dinero invertido había sido la parte social que es como la inscripción a la firma de cada contrato inicial.

La única persona que sabía de eso era obviamente Lidia Arvizu y su cuerpo de contadores, quienes siguen libres de toda culpa.

Si las denuncias penales debían presentarse en contra de los responsables por malos manejos, eso significa que quien cometió el delito de administración fraudulenta y lo que resulte, debe ser procesado por el Juez de la Causa a petición de la Representación de la Sociedad, lo que hasta ahora no ha sucedido a pesar de que pesan sobre la administradora más de 1,500 denuncias penales.

El Gobernador del Estado sabedor de la culpabilidad de Lidia Arvizu y de su responsabilidad penal como ampona en el robo de ahorros de sus socios, en lugar de procesarla penalmente y hacerla que pague el 100% de los ahorros que se le confiaron, la ha premiado y la ha invitado a participar activamente en el proceso de auditoria de la caja.

El despacho contable encargado de llevar al cabo la auditoria debe ser uno debida y legalmente certificado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y autorizado por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, pero la empresa Agencia Kreston Internacional elegida de manera arbitraria por la propia Lidia Arvizu y pagado por el Gobierno del Estado, en tiempo record, resolvió que el único dinero a pagar a los ahorradores en resarcimiento de daño es la parte social de 600 pesos por persona y ninguna otra cantidad más.

El daño patrimonial de Progresa cometido en contra de más de 4,500 ahorradores defraudados asciende a más de 600 millones de pesos, por lo que resulta absurdo y ridículo que el despacho auditor solo haya estimado 30 millones a pagar del Fideicomiso pago.

El auditor nunca mandó llamar a ninguno de los afectados para realizar la compulsa entre documentos, afectados y denuncias penales, uno a uno, sino que solo tomó en cuenta la propia contabilidad que la misma Lidia Arvizu le presentó, aún y cuando ya estaba denunciada penalmente por el delito de retención indebida, administración fraudulenta y lo que resulte.

La ilícita auditoria aprobada en su momento por el propio comisionado de Fipago, la Secretaria de Hacienda y Crédito Público y el Gobernador del Estado Miguel Márquez, ha perjudicado una vez más el patrimonio de miles de socios ahorradores, motivo por el cual buscarán anular ese dictamen contable y obligar al Estado a hacer uno nuevo basado en documentos reales de los propios interesados a la par de pedir que se procese penalmente a la responsable.

No es posible que un delincuente que carga con más 1,500 denuncias penales en su contra por desaparecer más de 600 millones de pesos, sea quien elabore a su modo la cantidad a pagar a sus propias víctimas, jamás en la historia de cajas de ahorro se había visto algo similar.

Hasta ahora el titular del ejecutivo guanajuatense, el panista Miguel Márquez, no se ha atrevido a dar la cara a los defraudados, solo lo hace al través de su personal a cargo cuando siendo un problema social y que ha repercutido en las finanzas inclusive del Municipio de Dolores Hidalgo, debería atender de manera personal y considerarlo como principal problema en su agenda.

Los afectados por este doble delito han buscado la intervención de legisladores en el Congreso de la Unión, pero nadie le había querido entrar al tema, porque primero no es fácil entender la trampa fabricada a partir de documentos con firmas hechizas de los socios y la participación del Gobierno del Estado en la misma.

El Senador de la República por el Estado de Oaxaca, raíz de la mayoría de fraudes cometidos en México, Benjamín Robles Montoya, tomará el asunto y en caso de ser necesario pedirá la intervención de manera inmediata de la Procuraduría General de la República para proceder en contra del Gobernador Miguel Márquez, funcionarios que intervinieron en este doble fraude, en contra del despacho auditor del propio Fipago y además pedirá a la Procuradora atraiga el caso de Caja Progresa porque hasta ahora la responsable del delito cometido en agravio de miles de personas, sigue paseándose por las calles que la vieron nacer.

Es por ello que en los próximos días el legislador federal dará una conferencia de prensa en Dolores Guanajuato y explicará ante los medios los detalles por los cuales habrá de pedir la cabeza del Ejecutivo de Guanajuato y de todos los involucrados de haber manipulado y maquillado los números para evitar pagar a miles de afectados por Caja Progresa.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo COLUMNA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s