La nueva ley de ahorro y crédito popular, sus absurdos adendos

Por Mario Herrera

Observo una clara desinformación en medios, en legisladores, en políticos y muy lamentablemente en defraudados, con motivo de la detención del dictamen que habría de lograr el mecanismo de pago para afectados Ficrea, firmado por el Grupo Bicameral del salido periodo legislativo.

Todo hubiese salido a pedir de boca, así estaba diseñado, siempre y cuando el legislador hubiese sido honesto consigo mismo, con los afectados y con la sociedad en general.

El dictamen que habría de modificar la Ley de Ahorro y Crédito Popular terminó siendo un atropello a las clases vulnerables del país, terminó siendo utilizado, el pago que con todo todo derecho lograron los afectados de Ficrea, para dilapidar la operatividad organizacional en las comunidades más pobres de México.

Es urgente que se resuelva el problema social que enfrenta cada uno de los afectados de Ficrea, es urgente que se les resuelva la restitución del daño causado por la negligencia de las autoridades, pero también es importante que la restitución de daños sea igualitaria en todos los sectores de la sociedad, sin afectar otros sectores.

Los defraudados por cajas de ahorro también tienen exactamente el mismo derecho que cualquier SOFIPO que haya malversado sus finanzas, esa gente pobre de la sierra de Oaxaca con 30 mil pesos ahorrados, tiene igual o más derecho que un ejecutivo que haya ahorrado 1 millón de pesos en la capital mexicana.

Si la Ley no contempla topes de ahorro, entonces, no habría porque discriminar a la gente que ahorró y que invirtió en una sociedad cooperativa de ahorro y préstamo, no habría porqué hacerla a un lado.

Los ahorradores de Ficrea no deben permitir que el Gobierno Federal se salga con la suya y pretexte con un decreto la renuncia de derechos para disculpar la responsabilidad de Rafael Olvera, de la Bancaria, de sus directivos y de cualquier persona involucrada en el fraude.

Así es que, el decreto que se pretendía por parte de la SHCP, hacía que cada víctima que recibiera los beneficios de FIPAGO, concediera la disculpa por escrito para que no se procediera en contra de Jaime González Aguade y en contra de Rafael Olvera, y eso me parece que nadie lo ha entendido, y nadie lo ha advertido.

La mal denominada ley Ficrea, contiene líneas ajenas a las restitución de pago a los ahorradores afectados, en donde los hacían renunciar a seguir su trámite gratuito para poder recuperar por diversas vías su remanente; obligándolos entonces a contratar servicios jurídicos de abogados por su cuenta.

En mi próxima aportación hablaré de mis consideraciones respecto del ambicioso decreto de reforma que el escritorio de Fernando Aportela entregó al Grupo Bicameral y éste último, beso la mano de SHCP para conceder el mayor crimen financiero que se pretendía tomando como rehén el caso Ficrea.

Nadie habrá de comprenderlo, nadie habrá de entenderlo, porque lo que se quiere y ya, es el cheque de pago, sin embargo, atrás de ese pago hay muchos intereses políticos y amarres económicos que haré públicos uno a uno, en manos de legisladores integrantes del grupo bicameral con tal de conceder y lograr el voto unánime del Congreso de la Unión.

No permitiremos un abuso más por parte del Gobierno Federal, y el ciudadano y el legislador, deben entender que los problemas sociales afectan precisamente a la sociedad en general y no a un solo gripo privilegiado.

Hasta pronto…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo COLUMNA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s