Ficrea no es la población rural de México #NoLeyFicrea

Por Mario Herrera

Presidente de Fundación para la Inclusión y el Desarrollo A.C.

***Por ignorancia plena del grupo bicameral, la Ley Ficrea castiga a los Organismos Financieros Comunitarios del País a menos de 2 años de su creación, se trata de la población más pobre de México y reciben servicios financieros a través de principios  gremiales y mutuales que logran, por su operación, la inclusión financiera más efectiva de la Nación***.

El pasado 14 de abril, la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, presentó proyecto de modificación a la Ley de Ahorro y Crédito Popular, así como a la Ley que regula la Administración de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo, con motivo del fraude suscitado en la Financiera Popular Ficrea.

La iniciativa propone eliminar la figura de la Sociedades Financieras Comunitarias (SOFINCO), concede mayor fuerza a las las Sociedades Financieras Populares (SOFIPOS) y coloca candados preventivos a las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (SOCAPS), todas ellas integrantes del sector Ahorro y Crédito Popular.

Las Sociedades Financieras Comunitarias, son de recién creación en la Ley de Ahorro y Crédito Popular apenas el pasado mes de junio de 2013, tuvieron su aprobación para operar luego de lograr su registro y regulación, son la única sociedad diseñada para contribuir a la seguridad alimentaria y el desarrollo económico en el campo, pues permite integración de cadenas de valor y desarrollo territorial y a sus Organismos de Integración Financiera Rural.

La iniciativa, atentan contra los derechos de los más débiles del Pais, los indígenas, los campesinos, la gente marginada y abandonada financieramente y que hoy e día se encuentra excluida financieramente.

El legislador y borra de un plumazo, sin consultar a ningún organismo del sector, sin preguntar a los afectados, sin medir el impacto social y financiero que se avecina, es más lo hace sin habérselo solicitado nadie; de aprobarse, los efectos en la población rural más vulnerable, comunidades indígenas y campesinas, así como pequeños productores de agricultura familiar, organizados en SOFINCOS, resultarán negativos e irremediables.

En caso de prosperar, esta iniciativa de ley, se estaría violando el derecho constitucional de los actuales socios comunitarios, en la posibilidad de una auténtica Inclusión Financiera, se agravaría el derecho constitucional del ciudadano a la libre asociación y se pisotearían los derechos humanos de los afectados, pues deja en el vacío legal a miles de familias campesinas e indígenas.

24 SOFICOS, 141 SOCAPS reguladas, 1 SOFINCO autorizada y 49 SOFIPOS, integran actualmente el Sector Financiero Popular y juntas todas estas organizaciones atienden y mueven recursos de poco más de 9 millones de ahorradores, socios y clientes.

Las Sociedades Financieras Comunitarias y el primer Organismo de Integración Financiera Rural, así como las organizaciones de la sociedad civil involucradas en el trabajo de zonas rurales, indígenas, con hombres, mujeres y niños en localidades marginadas reprueban y se oponen al proyecto de reforma llamado Ficrea.

Ficrea es el problema, el problema está en la falta de voluntad y capacidad de la autoridad para regular las SOFIPOS, las cajas de ahorro, el problema está en la carencia de garantías para clientes de las SOFIPOS, el problema no está en el sistema comunitario rural, el problema está en Ficrea, no en la gente pobre.

No se puede utilizar como pretexto el fraude Ficrea para desaparecer las SOFINCOS, no se puede dejar en la calle a tanta y tanta gente que ninguna relación guarda con el problema de las SOFINPOS.

El legislador debe someterse por principio a una inmediata educación financiera no solo para saber que pasó con Ficrea, sino que debe estudiar, analizar y sensibilizarse con todo el sector popular que tanto daño ya le han hecho al no voltear los ojos a los más vulnerables del País, eso es discriminación social y es más ilícito ello que el fraude cometido por un irresponsable administrador de Ficrea.

No es posible que la modificación de la ley se haya hecho en el escritorio del Secretario de Hacienda, los hombres de traje no conocen de temas rurales porque jamás nadie ha visitado una población marginada, nadie comprende como opera cada una de esas SOFINCOS, desconocen por completo cuales son los mecanismos de ayuda y de sustentabilidad en cada uno de ellas.

A diferencia de una SOFIPO donde el socio inversionista solo tiene que esperar cada mes para recibir su rédito ganancial, sin mover un solo dedo, una SOFICO lleva un control exacto de cada peso que entra contra la actividad social y comunitaria de quienes la integran, cada socio se convierte en vigilante de cada otro socio para que se cumpla con la función primordial de la sociedad.

Las SOFINCOS cuidan entre si mismos, la tenencia de acciones sobre personas físicas, limitan el acaparamiento del capital social y se prohibe por completo la figura para fines lucrativos. Son la gente pobre de México.

#NoLeyFicrea     #SiSifincos

Defendamos el campo mexicano

Conservemos la sustentabilidad comunitaria en los campesinos e indígenas

Ayudemos a esta gente

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo COLUMNA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s