Casas de empeño la peor opción financiera para los pobres  

Por Mario Herrera

Oaxaca de Juárez, Oaxaca. Septiembre 22, 2014. No salimos del problema generado por cajas de ahorro irregulares que de forma voraz terminaron con el patrimonio de más de 70 mil familias en Oaxaca, 150 mil en todo el País, cuando ya tenemos encima otro delito más que atender derivado e las actividades de las casas de empeño.

Doña Emilia Modesta Montaño Ruiz vecina de la capital Oaxaqueña, acudió a una de esas casas que te presta a cambo de algo, bajo el engaño de que si te doy, pero tu que me das, así su deuda llegó a más de 600 mil pesos.

Estas casas de empeño te prestan lo que tu quieras, como quieras y sin aval, como la señora Montaño Ruíz que tan solo solicitó 50 mil pesos por necesidad extrema que tuvo, ese préstamo la obliga hoy en día, a entregar su casa al no haber cubierto un monto cercano a los 700 mil pesos, así de fácil, así de ilícito.

La famosa empresa PRENDA CASH, tima de manera disfrazada a sus clientes, les hace creer que el dinero que recibirán será liso y llano, y solo deje la factura que acredite la propiedad de la prenda, y que puede pagar la deuda de manera semanal, quincenal, mensual o semestral, acorde a sus necesidades (¿?); sin embargo, jamás mencionan que pasará en caso de incumplimiento.

Ninguna de las partes se preocupa de inicio, ni por explicar ni por ser asesorado, respecto de las consecuencias en caso de impago, que sucede con ese interés ordinario que se va confundiendo con el capital cada día, cuanto se pagará a capital y cuanto a intereses o a gastos diversos, que tanto crecerá la deuda, nada de eso importa.

La ganancia de las casas de empeño como PRENDAMEX, PRENDA CASH FIRSH entre otras, no está en lo que cobra de manera ordinaria por pagos puntuales, o en la factura inicial que se deja en prenda, sino en trata de acrecentar la deuda a como de lugar, convertir el interés ordinario en capital y cobrarlo por adelantado, cuando la gente termina de pagar lo que le prestaron, de manera ilusa cree que terminó la deuda, y sorpresa, el monto ha crecido, hasta 1000%.

Si el deudor presenta queja ante las autoridades lo primero que hacen es regañar al quejoso y luego advertirle que si el consintió el préstamo de esa manera, pues no es culpa de la autoridad, y así se seguirán cometiendo los atroces atracos.

Así comenzó el problema de las cajas de ahorro recordemos, por esas ilícitas formas de ofrecer altas tasas de interés difíciles de cubrir, solo que a diferencia de una cooperativa, las casas de empeño se garantizan con una “prenda”, de ahí el nombre comercial de la mayoría.

Es requisito esencial a la firma del contrato, la puesta en posesión del bien mueble en el acreedor, de manera física bajo el concepto que el interés es más bajo, mentira, solo es el gancho para obligar al deudor a que “voluntariamente” entregue sus pertenencias cual vil asalto.

Las cajas de ahorro, muy pobremente llegaban a pedir garantía de los préstamos (no autorizados por la ley), que hacían a terceros, las casas de empeño son más feroces en su avaricia por querer exprimir a sus clientes o pagas o pagas. Anatocismo puro a la luz de las autoridades y nadie, absolutamente nadie les dice nada, ni actúa en consecuencia en defensa de la necesitada gente.

Las casas de empeño, actúan en los sectores de la población mexicana que no son sujetos de crédito bancario, donde las autoridades tienen poco o nulo acceso, engañan a sus clientes con necesidad de financiamiento inmediato y sabedora de que el dinero se requiere para resolver urgencias, imprevistos y necesidades básicas, logran su objetivo: entrega de la prenda.

No le pierden, el cliente queda enamorado con el ofrecimiento del financiamiento porque el momento de la necesidad lo amerita, más no le hacen comprender lo que está firmando, sobre todo si ha de caer en mora.

Te reciben alhajas de oro, alhajas de plata, relojes, autos, motos, celulares, equipos de cómputo, electrónicos, electrodomésticos y herramientas a tasas de interés altísimas, pero este es el principio, ya que con el paso del tiempo, la deuda va capitalizando los ordinarios que desde que pides el crédito comienzas ya a deber y eso nadie lo explica al cliente.

Esa acción de cobrar intereses sobre los intereses de mora derivados del no pago de un préstamo, también conocido como capitalización de deuda y es un delito.

La suma diaria del capital prestado con los intereses ordinarios convierte el crédito en impagable poco a poco y la pobre gente con tal de no perder la prenda dejada y caer en mora, entre más aumenta la deuda, mayor y más costosa la garantía prendaria que va dejando hasta hacerlo prácticamente impagable.

Así, una deuda de 50 mil pesos se puede convertir en millonaria y termina por quitarte tu patrimonio, como le sucedió a Doña Modesta.

PRENDA CASH, ha tomado posesión de la casa inclusive, pero se ha apiadado de la deudora Emilia y le ha permitido seguir viviendo en el inmueble por 4 mil pesos de renta mensual que ahora tiene que pagar además del préstamo maldito solicitado.

Si la Condusef no actúa de manera inmediata y la gente no ejerce su derecho a tiempo, este tipo de empresas seguirá acrecentando de manera infame sus ganancias en perjuicio de miles de personas.

Las empresas deben ser más benevolentes y bondadosas con necesidades sociales de la gente, deben apoyar la urgencia económica de los marginados más no valerse de ella para amasar millonarias cantidades de dinero fácilmente.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo COLUMNA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s