Caja Popular Mexicana, hace más ricos a los ricos, ¿y el compromiso social?.

Más vale prevenir que… llorar mi perdida.

México, Distrito Federal, 24 de Septiembre, 2013. No cabe la menor duda que en México todavía seguimos en pañales en materia de Ahorro y Préstamo, la ignorancia en la sociedad ahorradora de buena posición hace pensar que por Caja de Ahorros debemos entender Caja Popular Mexicana y nada más, para la pobre, cualquier letrero que diga “Ahorro e Inversión” es bueno.

Comprender el actual Marco Jurídico regulatorio para del sector es complejo, más enmarañada resultará la problemática si los Gobiernos actuales, todos, no modifican su actitud para reformar y regular las Leyes de la Economía Social y dije todos los Gobiernos, todos los poderes.

El fin de semana pasado la transmisión de partidos de futbol, así como programas de espectáculos, todos del canal de las estrellas, se llenaban la boca para hablar de Caja Popular Mexicana (CPM), mañana, tarde y noche.

Mención tras mención, el logo por aquí, el logo por allá, en estadios de Futbol en los comerciales, por donde quiera Caja Popular Mexicana, en las calcetas del Jugador, en la espalda, en el panorámico, en la cortinilla, en la cintilla, en el marcador, en el manchón de penalti, una propuesta de excelente marketing, maravillosa.

Me puse a pensar, de donde sale todo el dinero patrocinador, pues claro, de donde más, de la misma Caja ¿no?, pero de donde le llega a la caja, por supuesto, del ahorrador, entonces ¿quien paga el patrocinio? el propio Ahorrador.

Así es, dinero que ahorra el socio cautivo de la Caja, dinero que va a parar a los bolsillos de las empresas del señor Azcárraga, y del dueño del Club de Futbol León, amigos ahorradores de Popular Mexicana, Televisa y la nómina del León se quedan con cada peso ahorrado afanosamente por ustedes, y eso me da un coraje tremendo.

No hace mucho, una tal Rocío Flores Durán, merecedora de mi respeto, en alusión a una nota publicada de mi parte, desde el correo de otra tal Tania Rodríguez Jacobo ambas empleadas de CPM, me invitaban (ya no se quién de las 2) a conocer más a cerca de CPM, me advertían ¡ya saben!, que tenían presencia en 255 municipios en el 90% del territorio Nacional, que 463 sucursales operaban activamente y que principalmente estaban supervisados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y el Banco de México y regulados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Hasta en negritas me lo expusieron, sin embargo, errante Rocío en su cariñosa declaración le escruté que, nada de eso se desmiente, por el contrario que reconocía y aplaudía que CPM fuera una empresa legal y jurídicamente regulada. Me consta, en verdad.

Ni la supervisión y ni la regulación bancaria y financiera se le amonestan de mi parte a CPM ya que cumple estupendamente con el requisito de Ley, por eso es la mejor, reconozco en lo personal el atisbo de señor Ramón Imperial Zúñiga como Director General de esta Sociedad no lucrativa, sus acciones le ha llevado ha presidir la Alianza Cooperativa Internacional para las Américas (ACI), bajo esquemas tramposos según me han referido, no lo atestiguo pero el cargo ahí está.

Luego, representantes de CPM me indicaron que la Dirección de Comunicación e imagen institucional de la empresa estaban para atenderme, nunca lo hicieron, se me hace que por el temor de no quemarse más ante la extrema ignorancia, o por aceptación a mis cuestionamientos, lo cierto es que CPM al igual que muchas Cooperativas más, han cayado su condición tan absurda de derrochar el dinero.

No se molesten, ni se ofendan queridos empresarios cooperativistas, les explico, (te lo digo Juan para que entiendan todos) al término me dirán si me asiste la razón o no.

CPM ha guardado perfecto mutis a mis inquietudes:

  1. 1.  Cual o cuales de esas chorromil sucursales que se ponderan de tener, se encuentran en la Sierra de Oaxaca o en la Montaña de Guerrero o en la zona zapatista Chiapaneca.
  1. 2.  Cuales de los muchos Municipios que ocupan, se enlistan en los considerados Alta Marginación o extrema pobreza.
  1. 3.  A cuantos ahorradores probables “pobres – pobres” (no socios) han directa y personalmente atendido en zonas de escasos recursos.

Nula ha sido la respuesta, como también dejada la defensa de Caja Popular Mexicana por resaltar su actitud en Inclusión Financiera, es elitista y discriminatoria con y para los pobres, solo se interesa por la población económicamente activa, la del dinero.

Este es solo uno de tantos ejemplos, de lo mal que se ejecuta el cooperativismo en nuestro País, prototipo que se toma de la más grande y exitosa “Caja Popular” que tenemos en México, bien pude haber ejemplificado cualquiera otra de las ya reguladas por la Bancaria inclusive, pero esta es la mejor.

¿Porque Popular Mexicana?.

Pues porque es la que aparece hoy en día hasta en la sopa, en la Voz México, en Minuto para Ganar, en Familia con Chabelo, en el partido de Futbol y hasta en los Estadios de Estados Unidos, aparece como patrocinador oficial de equipos de Futbol y bueno, hasta en el noticiero del Teacher, en cualquier programa de televisión de Televisa.

Puro derrochar los ahorros “sociales” de los socios, agrandar más a empresarios ya exitosos, pagando estratosféricas cantidades por publicar el nombre y colores de la empresa en la Radio y la Televisión a los que solo pocos tenemos acceso; no hace falta nada de eso.

Caja Popular Mexicana ya es grande, es la más magnánima Caja de Ahorros de México y no requiere de Promoción alguna, siendo una Cooperativa “POPULAR”, si se dedicara a promover la Cultura Financiera y Educación Incluyente pero en zonas marginadas del País, no en los estadios de futbol, aumentaría en un 300% su cartera de Ahorradores, concentrando su actual esquema en Comunidades urgidas de Préstamos sencillos y rápidos tendríamos una Inclusión Financiera de éxito en la pobreza mexicana, así o más fácil.

A menos que la pretensión de  los grandes cooperativistas sea el absorber a las más de 1,500 cajas irregulares de la Nación o de las Sociedades que tienen su expediente formado a manera de Prórroga Condicionada en la CNBV, se entendería que entonces si requieren de una inversión masiva en medios de comunicación, para atraer la atención de más y más gente adinerada y por supuesto, de la CNBV, solo así la sociedad ahorradora pudiera justificar la gastadera de dinero en trivialidades, donde no tienen acceso los pobres.

Se necesitan más Cooperativas del tamaño de Popular Mexicana pero con trato incluyente, sensibles y humanitarias, no bancarias, no elitistas, no derrochadoras de Ahorros, que suban a la sierra y vayan a la Montaña a ofrecer sus productos y servicios, a los lugares donde hace falta Educación Financiera, no donde ya se tiene competencia bancaria.

Estamos en la Semana de Educación Financiera y los empresarios (administradores de SOCAPS) cooperativistas deben ser más humanos, más sensibles y con mayor compromiso para llegar donde otros no se atreven, donde verdaderamente hace falta su colocación y su presencia, pero sin perder la esencia del apoyo mutuo.

CPM según la publicación en web, ha captado 21,859 millones de pesos a julio 2013, en tanto que en el mismo periodo tienen colocados 18,116, millones de pesos, lo que representaría en su haber actual, poco más de 3,743 millones de pesos. Dinero que debería estar resguardado en su interior, sea en pasivos, sea en activos, sea en Caja.

Para que invertir este dinero en quien ya lo tiene (TELEVISA), para que darles a ganar más a ellos y no a los pobres, para que coches de lujo, grandes edificios o perfectos patrocinios, que de social tiene todo ello.

CPM y en su momento también ACREIMEX, compran espacios publicitarios a Televisa, le da a ganar millones y millones de pesos por cada segundo y por cada mención al aire, y lo pagan con el dinero que con mucho esfuerzo les confían sus socios ahorradores, compran publicidad en programas de televisión completos -propaganda y promoción-, sus socios nada de eso saben, no se les informa que “beneficio social” tuvo la publicidad lograda en la televisora o cuanto les dejó al término del mes de ganancia, sus socios desconocen todo eso.

Me decía un ingenuo socio de CPM, a modo de reclamo: “… y esa promoción es ilegal?, está prohibida?, es delito promocionar una empresa?…”, por supuesto que no, no es ilícito, ni es contrario a Derecho la promoción de un servicio o el Marketing que conceda la empresa, no señores, eso no está prohibido, por desgracia.

Recordemos que grandes Cooperativas de Ahorro y Préstamo, como Caja Popular del Sureste, entre otras, por el hecho de patrocinar equipos de beisbol y pagar nóminas de jugadores profesionales, se vinieron a pique y terminaron perdiendo los ahorros y defraudando a miles de miles de socios que confiaron en esa Cooperativa, por no saber donde invertir (ayuda mutua) lo captado de sus socios.

Hoy todos los que defraudan o están en la cárcel o han cambiado de nombre su empresa. Los fraudes siguen y siguen.

No estoy diciendo que CPM haya cometido fraude, eso no, ni tampoco estoy acusando a esta empresa de actos fraudulentos, jamás; siendo una entidad sin fines de lucro, la Ley la protege, afortunadamente.

Lo que me preocupa y mucho, es que ni la Comisión nacional Bancaria y de Valores, ni la Secretaria de Hacienda y Crédito Público prevengan este tipo de prácticas irresponsables (no están prohibidas), porque no procurar una legislación que permita colocar candados al cooperativista para obligarlo a encaminar los destinos de los dineros de sus socios por el éxito social mutuo.

Si lo se, la tarea es del legislador, pero si no ponemos de nuestra parte todos los sectores, seguiremos haciendo como que hacemos y no pasará nada, los fraudes siguen. Propuestas para evitar la perdida de ahorros son las que hacen falta y este tipo de actividades de los cooperativistas no son nada agradables.

Que no los engañen, el patrocinar un equipo de primera división cuesta mucho dinero, es prácticamente pagar la nómina de 22 jugadores y cuerpo técnico, millones de pesos mensuales, la facturación por minuto de anuncios publicitarios en Televisa cuesta tal vez, lo que 1,000 socios pueden ahorrar en 30 días, ese es el punto.

No existe una legislación que lo prohíba, lo acepto, no existe en la actualidad una reglamentación acorde al espíritu de ayuda mutua, al destino de economía solidaria, no existe nada de eso.

¿Porque mi preocupación?

Supongamos, solo es una suposición (a veces se convierte en realidad, yo se de eso), que una mañana de repente se presentan todos y cada uno de los socios de manera alternada en las sucursales de CPM, para pedir la entrega de sus ahorros o para exigir el vencimiento anticipado de su contrato, todos a la vez, los socios piden la devolución de los cerca de 21,859 millones hasta hoy captados por CPM.

¿No está tampoco prohibido eso verdad?, es libre el ahorrador de pedir la devolución de su ahorro a su Cooperativa que no tiene fines de lucro, es decir, no hace negocio, se puede hacer eso porque tampoco está prohibido por ninguna legislación.

Así han tronado a 72 Cajas de Ahorro en Oaxaca.

Hagan cuentas, ¿alcanzará para devolverles los ahorros a la totalidad de Ahorradores de CPM?, o los administradores de la caja terminarán como cualquier otra actual, pagando con cartera vencida o con muebles o con pagarés o terminaremos en otro FOBAPROA social, no es broma, es una realidad, lo mismo puede suceder con cualquiera de las 119 SOCAP´s ya autorizadas por la CNBV, no se diga del ya sabido problemón de las Cajas de Ahorro clandestinas que han defraudados miles de millones bajo este mismo esbozo, no se tiene garantizado el dinero ahorrado.

3,743 millones (más menos) que debiera tener resguardados CPM no alcanzarán para cubrir a todos los ahorradores, es más, ni con el seguro de depósitos del Fondo de Protección del Gobierno Federal se cubriría, ya que solo les cubre hasta por 25 mil UDIS por ahorrador, lo que equivale a poco más de 123 mil pesos, si tienes un millón de pesos ahorrados, el remanente se pierde.

¿Verdad que otra catástrofe financiera resultaría perjudicial para la economía mexicana?.

Si como valores las Sociedades Cooperativas tienen el de responsabilidad y compromiso social, entonces en que parte de su actuación se da la “responsabilidad y compromiso social”, en derrochar millones de pesos de ahorros de los socios patrocinando equipos de futbol o eventos deportivos o artísticos, es decir, pagando, siempre pagando?.

Porque no mejor, esa responsabilidad paralela a sus patrocinios, se ejerce incluyendo a comunidades abandonadas, visitándolas para ofrecer servicios “cooperativos y de ayuda mutua”, no solo a quienes resultan socios, por que no mejor aún, implementar servicios financieros en los pobres, en los más necesitados.

El Gobierno Federal (Por medio de las federaciones) les regala año con año un porcentaje destinado a la Educación Financiera ¿no es así?, ya de montos ni hablamos para no entrar en detalles de cómo se pierden algo así como 10 mmdp destinados a este rubro educativo, jamás se utiliza para el fin creado.

No sería más socialmente responsable que si para llegar a la comunidad apartada, no hubiera caminos o carreteras, invertir en ello (ayuda mutua), no sería más socialmente responsable que si no hay sucursal en esa comunidad, abrir una para beneficio propio (ayuda mutua) y no sería todavía más socialmente responsable dar trabajo al lugareño (ayuda mutua).

Si no hay escuela, mercado o plaza, ayudar a construir una de manera conjunta con los Gobiernos (ayuda mutua), si la población no tiene conocimientos financieros, impartir Educación Financiera, pero allá en la montaña, allá arriba en la sierra, donde no hay hoteles ni siquiera de una estrella, ni restaurantes, ni cines, ni estadios de futbol, donde imperan los usos y costumbres, donde la gente no habla el idioma español.

¿No sería más socialmente responsable eso que pagarle la nómina a Rafael Márquez?.

En la mayoría de las comunidades pobres, ellas (mujeres amas de casa), tienen a sus esposos, hijos o hermanos trabajando en los Estados Unidos y cuando llegan las remesas extranjeras bajan caminando a la cabecera municipal entre 6 u 8 horas para recibir su dinero, luego de una comisión que les cobran las casas de transacción lo reciben y no saben que hacer con él, quedan al asecho de gente malora, esa gente requiere de Inclusión Social que la eduque en finanzas básicas.

Si de la Banca se trata ya tenemos suficientes sucursales -en las grandes capitales-, donde existen los grandes inversionistas, los altos ejecutivos, los que tienen coche, joyas y grandes mansiones, esa es la Banca Comercial, pero ni una sola llega al corazón del pobre, ninguna.

Se requieren de Instituciones Financieras que favorezcan a los desprotegidos, los que carecen de una Televisión o de energía eléctrica o de un estadio de futbol, para los que no saben leer ni escribir, no para los que pueden pagar un boleto para la final de fut o para los que gustan de programas de espectáculos.

Las Cooperativas de Ahorro y Préstamo deben ser para los pobres, las empresas cooperativas y entidades financieras de carácter social deben ir a los pueblos buscando una oportunidad para serles útiles, prevenir el delito y enseñarles finanzas básicas.

Se requieren micro préstamos a los pobres, pero habrá que irlos a buscar allá donde no hay accesos carreteros, no esperar en la capital a que lleguen a pedir un autógrafo a su jugador favorito luego de haber causado furor la publicidad diseñada para la empresa, eso no es ayuda mutua, no es cooperativismo.

Está comprobado que si la madre es la prestataria, invariablemente el beneficio del préstamo va directamente a los hijos, entonces el impacto de los ingresos de la madre en los hijos y las hijas de la familia es muy visible, es lo que hace falta y no mal invertir en publicidad engañosa o hacer más ricos a los ricos como Televisa, la madre en una familia pobre, maneja el dinero que recibe en préstamo con muchísima precaución y cuidado, lo regresará prontamente.

Dice Muhammad Yunus, director y fundador del Grameen Bank de Bangladesh, La pobreza no es obra de los pobres, sino del sistema que hemos creado alrededor de ellos”.

El maestro Yunnus recomienda volver al principio y enterarnos de cuáles son las instituciones que rechazan a los pobres y el porque: ésa es la parte importante.

Y ustedes Cajas de Ahorro ¿qué hacen para lograrlo?: invertir en publicidad que acrecente los bolsillos de Televisoras o disponer sus recursos en pobres y marginados, para un fin común. ¿Que hacen?.

Debe haber compromiso de todos los sectores, debe haber compromiso social.

La Reforma Financiera debe incluir candados a este tipo de actividades que no son ilícitas pero que dañan el patrimonio del Ahorrador, Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray, los Diputados Federales, los locales, el Senado, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, deben fajarse los pantalones y hacer historia en la modificación de las Leyes Secundarias en materia de Ahorro y Préstamo, para destinar la captación a la ayuda mutua social, solo así los pobres dejarán se ser pobres y la economía solidaria, será solidaria.

Este uno de tantos ejemplos que existen en el sector y debemos prevenir el delito.

Eso es lo que busco, eso es lo que intento, no me daré por vencido.

Mario Herrera.

About these ads

Deja un comentario

Archivado bajo COLUMNA, Economia Solidaria

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s